Cirugía Oral

Cirugía Oral

Cirugia_Oral

Tratamientos

Con la evolución de la especie humana, cada vez se hace mas común en nuestras clínicas la presencia de malposiciones de las muelas del juicio. Esto se debe a que el tamaño del perímetro mandibular y/o maxilar, en el 70% de los casos, es inferior a la suma de los tamaños de los dientes que tenemos provocando esto un colapso dental.

El tratamiento de extracción de las muelas del juicio suele estar recomendado en los siguientes casos:

  • Infecciones locales recurrentes, como flemones, provocadas por la semierupción de la encía. Esto ocurre porque la encía tiene espacio para salir y dar lugar a empaquetamiento de suciedad de difícil limpieza para el paciente.
  • Apiñamiento dental por compresión de la muela del juicio durante el periodo de crecimiento de las mismas (aprox. hasta los 19-20 años).
  • Dificultad de acceso para su limpieza.
  • Cuando la muela del juicio está totalmente descolgada del hueso, llegando incluso a tocar la encía antagonista. Provoca una ulceración de tejidos blandos.
  • Prescripción facultativa ortodóntica.
  • Preventivamente en edades precoces (12-14 años), siempre y cuando se presenten radiográficamente indicadas médicamente.

Cuando una endodoncia (matar el nervio) no consigue erradicar la infección provocada en el hueso alrededor del ápice del diente, se debe acudir a la micro-cirugía sobre el extremo de la raíz afectada. De esta manera se accede, a través de la encía, a la punta del diente, eliminando el foco quístico y unos 3 mm del ápice del diente. Posteriormente se rellena con biomaterial la cavidad hecha en el conducto de la raíz. Después se coloca el hueso artificial y una membrana para conseguir regenerar el hueso perdido por el quiste de infección. Con todo esto intentamos mantener la pieza en la boca como última oportunidad.

Se produce cuando los colmillos, no pueden salir, quedan dentro del hueso y dejan en la boca los colmillos de leche. Los colmillos superiores suelen sufrir este caso más frecuentemente.

Los colmillos podrían quedarse de por vida en la estructura ósea sin generar ninguna patología. Siempre y cuando no provoquen lesiones dentro del hueso durante la erupción dentaria. De lo contrario, se realizará una cirugía llamada fenestración. Esta operación permitirá descubrir el colmillo oculto, para que posteriormente el ortodoncista pueda proceder.

Cuando un niño presenta un frenillo labial después de erupcionar los dientes delanteros, se debe eliminar mediante cirugía. Esto es debido a que el frenillo no deja cerrar el espacio entre los incisivos centrales. La cirugía sería mínimamente invasiva, como es el caso del láser. Aún así, la cirugía permitiría al niño poder realizar casi al 100% sus actividades cotidianas.

Respecto al lingual, el paciente presenta el problema en la pronunciación de la letra «R». El frenillo, al ser corto, no deja a la lengua capacidad de movimiento. Su eliminación se realiza igual que la anterior, pero en este caso es importante que vaya acompañada, inmediatamente, de unos ejercicios de logopedia. De esta forma, se impedirá que la cicatrización provoque rigidez en el nuevo frenillo.

A veces en la boca se producen lesiones en los tejidos blandos, como fibromas (sobrecrecimiento del tejido dando forma de bultito), opérculos gingivales (zonas de encías que no acaban de desaparecer de encima de los dientes cuando estos últimos ya han acabado de erupcionar.). Estos tipos de lesiones son relativamente sencillas de eliminar, y con cirugía mínimamente invasiva, con técnicas de láser.

Existen lesiones patológicas bucales que pueden aparecer en cualquier parte de la cavidad bucal. Muchas veces se pueden diagnosticar y tratar en clínica, y otras muchas veces se deben biopsiar (obtener una muestra de la lesión en cuestión). Si es así, la muestra se debería a un centro anatomopatológico para descartar lesiones malignas.

Las lesiones visuales mas frecuentes que encontramos en nuestra clínica son placas de color blancas, que incluso raspándolas con las uñas no se desprenden. En estos casos seria conveniente que vengan a nuestra clínica para poderles diagnosticar la lesión y el origen de la misma.