QUÉ SON LAS CARILLAS DE PORCELANA Y COMPOSITE

alfredogonzalez

¿PARA QUÉ SE UTILIZAN?

La odontología adhesiva ha brindado grandes oportunidades para lograr restauraciones cada vez más estéticas y crear sonrisas más bonitas. Las carillas estéticas de porcelana son procedimientos de estética dental que consiste en sustituir la superficie externa de los dientes por una capa de porcelana para mejorar su estética y lograr una sonrisa armoniosa.

Las carillas de porcelana permiten cambiar la forma, el color, la anchura y la altura de los dientes de los pacientes. Se pueden definir como una lámina relativamente fina de cerámica que se adhiere a la superficie vestibular de los dientes anteriores mediante resina compuesta y cuya finalidad es la estética. Hoy en día se considera una de las técnicas de reconstrucción indirecta con resultados más favorables, tanto por su duración como por su resultado final.

La unión es tan fuerte que una vez colocadas no se pueden retirar a menos que se rompa la carilla. Se emplean fundamentalmente para enmascarar anomalías del color de los dientes que no pueden tratarse mediante el blanqueamiento convencional. También se emplean para disimular alteraciones en el tamaño o forma dentarias, confiriendo al diente un aspecto más adecuado.

Teniendo en cuenta que la sonrisa y la expresión facial es lo primero que ve la persona con quien se entabla conversación, la colocación de carillas de porcelana es un tratamiento en auge en el sector dental, que incluso permite al paciente superar la inseguridad que le provocaba el mostrar su antigua sonrisa defectuosa.

Al no requerir de una intervención muy complicada o dolorosa, y al presentar resultados excelentes (en duración y aspecto natural), la colocación de carillas de porcelana es una técnica reconstructiva muy demandada entre los tratamientos odontológicos estéticos, sobre todo en aquellos casos en que la reconstrucción de una sonrisa es más complicada. Muchos actores y actrices de cine, cantantes, famosos y otras personalidades, ya han mejorado sin que se note el diseño de su sonrisa mediante este tipo de carillas.

La duración de las carillas de porcelana es difícil de estimar, por cuanto los hábitos de cada paciente son distintos. Orientativamente, puede afirmarse que una carilla de porcelana bien colocada por un odontólogo especialista en tratamientos de estética dental puede durar entre 15 y 20 años.

La estética es hoy en día una parte importante de las relaciones sociales y profesionales. Los sistemas restauradores cerámicos sin estructura metálica nos han permitido avanzar en los resultados estéticos sobre todo en los grupos anteriores, pero a base, en muchos casos, de desgastar tejido dentario existente en exceso. El objetivo de este artículo es presentar las carillas de porcelana como una de las técnicas reconstructivas adhesivas que proporcionan una estética dental excelente con una mínima alteración del tejido dentario y desgaste.

Este es el motivo por el que debemos ofrecer a nuestros pacientes una atención especial en las técnicas estéticas que año tras año se vienen desarrollando. El progreso de los composites, así como la evolución de las cerámicas, es un fiel exponente de las demandas de la población. De esta forma, las carillas de porcelana se han ido abriendo camino entre las diferentes técnicas reconstructivas de la sonrisa.

Ventajas

Sus principales ventajas son su poder de adhesión, resistencia a la abrasión y gran sensación estética. Prácticamente no hay que reducir el diente para colocarlas. Una vez cementadas, el paciente puede comer con normalidad. Muchas personalidades de la vida pública y medios de comunicación hacen uso de esta técnica para conseguir una sonrisa atractiva.

  • Permiten mejorar el aspecto estético de nuestros pacientes de manera notable, ya que son capaces de modificar la forma, posición y color de los dientes aún en casos difíciles. Es el método más conservador (el que talla menor cantidad de diente) para modificar la estética en dientes anteriores.
  • La resistencia a la abrasión, al desgaste y a la fractura es mucho más alta que en las restauraciones de resina compuesta (empastes blancos).
  • Son resistentes al ataque de los fluidos orales y al alcohol.
  • Mantienen el color y el brillo.
  • Se obtiene un excelente ajuste al margen del diente.
  • Su unión al esmalte es muy fuerte.
  • Presentan una superficie perfectamente pulida que dificulta el depósito de placa bacteriana por lo que favorece la salud periodontal.

Riesgos

Casi no presenta inconvenientes, salvo los propios de la técnica de preparación y colocación, los cuales conciernen al Odontólogo. Si la carilla adapta mal, sencillamente se vuelve a hacer otra nueva. Una vez colocadas, el paciente se olvida de que las lleva y puede comer y hablar con normalidad, tratando de evitar siempre el morder cosas excesivamente duras con los dientes tratados.